Afilador


Espinosa entre Patricios y Hernandarias
La Boca, 2006




LA VELOCIDAD DEL SONIDO


Al Chelo Candia

Lo que va de la mano a la boca
de la boca al oído
no es la armonía
sino el filo de la armonía

el sonido viaja en bicicleta
por la calle Espinosa

llegando el mediodía
los cuchilleros de La Boca
descubren su piedra fundamental

suena como una redundancia
pero así es
con la tracción a sangre




Mirá el afilador del Chelo haciendo clic acá

2 comentarios:

mar dijo...

qué buen poema!
gracias

Chelo Candia dijo...

gracias sil!!! me encantó... sabés? el afilador de los miércoles en mi barrio ya no pasa. igual lo sigo esperando para sacarle una foto; se le debe haber pinchado la bici... Vos ya la tenías sacada de 2006... Qué recurrente que se ha hecho nuestra conexión.
Gracias a (o por culpa de)estas imágenes y comentarios, estoy elaborando un guión que se llama EL AFILADOR... es medio de terror... imaginate... jeje