Timón





I

no un mascarón de proa

un timón

poderoso
sumergido

inútil
sin su barco

como todo lo puesto de lado
según el rumbo

visible
sólo en dique seco


II


el agua se oculta en el filo

el crimen perfecto
es el arma que se diluye


III


la vista desde un timón
un sin sentido

el mar
un pájaro en su ala

el destino
una jaula de madera


IV


no hay peor ciego
que un fiel

los platos se deslizan por la escora

nuestro reino es el vaivén

el peso del hambre
en el ojo de palo


V


una melodía a medias
lo que acuna una balanza

para pegar un ojo
debajo del parche

ella nos toca de oído
nos toca de canto

somos tuertos de la mano

demasiada melodía
para un ojo solo


VI


la vista se pierde en el mar

a babor
el ojo sano

a estribor
la oscuridad

a babor
lo vivido

a estribor
lo que queda por vivir

un carajo

el castigo
por lo visto
es el presente

3 comentarios:

Sergio Sarachu dijo...

"nuestro reino es el vaivén"!! bello el poema Silvia!!
Abrazo (pregunta: la foto es en Madryn?)

hugo dijo...

hola:
No deja de ser una ironía que en estos penútimos días de mi convalescencia de una operación de párpado (lastosis palpebral) me haya leído todos estos poemas en los que los ojos y las miradas componen una constante poética.

Sí yo quiero "perder la vista en el mar" ¡Pero perderla para siempre!

Después de la lectura se me ocurre destacar un par de cosas, por una parte, el hilo argumental que se desliza desde ".../como todo lo puesto de lado/según el rumbo / visible/sólo en dique seco.../nuestro reino es el vaivén/el peso del hambre/en el ojo de palo... /hasta la rotundidad de los los tres versos finales "...el castigo/por lo visto/ es el presente. La contingencia vital, el "orsay" que aún no es la derrota, aparecen como el negativo del significado del timón: garantía de seguridad, aunque habría que concretar:vana garantía de seguridad ¿qué grantiza tener el timón de algo? ¿una vida arregladita?, mejor no sigo por esa brecha.

Otro aspecto que me da qué pensar es, ¡por supuesto!, esa constante de ojos, miradas, vista que buscan convertirse en visión necesariamente imperfecta e incompleta de la voz poética, creo que el poema V es toda una definición en ese sentido desde los dos versos primeros a ese verso extraordinario "somos tuertos de la mano".

Vale,no me extiendo más. Espero que esta segunda vez que redacto el comentario Google no me haga la puñeta, como me la ha hecho hace un momento.

¡Ah!, para 0 comentario,creo que no deja de ser interesante relacionar la navegación de "Textos del río" con la de "Timón"

salut
hugo

germán arens dijo...

Hola Silvia...¿Còmo estàs? me comentò Marisa Negri que te entrego dos libritos mios, yo quiero un ejemplar de Selva Fria che!...sino considerarè esto como una estafa literaria.Como siempre, tus poemas impecables.Saludos para vos y Bruno.