Oasis



los oasis
enderezan la garganta
como un aguardiente

por el ojo del cuello
pasa el río que nos lleva a casa

el riego es algo más
que un reflejo en el asfalto

el Valle desliza
su párpado en la rueda

todavía hay que tragar mucha meseta

la saliva es un fármaco
al borde del destierro

6 comentarios:

Sergio Sarachu dijo...

Es cierto: todavía hay que tragar mucha meseta. Ayuda tu poesía que también es un fármaco.
Esas imágenes sin imperfecciones, puntazos de palabras, son mi debilidad. Hay saliva con talento ahí.
Bello oasis, Silvia.
Un abrazo!

Analía Elisa dijo...

Esa foto es uno de los momentos más...más! de mi vida hasta el presente.

Volví a escuchar "To be where there's life", de Oasis después de leer tu escrito debajo de la foto y no puedo hacer otra cosa más que compartir este fragmento de esa canción: (va traducción abajo)

"fears don't try me
tears don't cry me
we're away to be where there's life
be where there's life

dig out your soul, 'cos here we go
we gotta move, it's what we do
let me come through
let me take you away to be where there's life
to be where there's life"


"los miedos no me prueban
las lágrimas no me lloran
no vamos para estar donde hay vida
estar donde hay vida

desenterrá tu alma, que ahí vamos
tenemos que movernos, es lo que hacemos
dejame llegar
dejame llevarte donde hay vida
para estar donde hay vida"

tragar meseta, en una mano o en otra
no importa lo que haya que tragar para estar donde hay vida

Analía Elisa dijo...

Fe de erratas:

En el comentario anterior, 5to párrafo, donde se lee "no vamos para estar donde hay vida" debería decir "nos vamos para estar donde hay vida".

Carlos dijo...

Innegable... Lo llevás pegado a la espalda y la frente, puesto en el cuero como un tatuaje, una cicatriz o el rastro de un beso, en cualquier lugar que estés sos el sur.

Un abrazo

PD: pasé por el coirón y me ví allí
Te lo agradezco.

maritza dijo...

un saludo desde esquel, estoy en el encuentro de poetas y hago tiempito para visitar tu blog; como ves la adicción es cosa seria. Un abrazo enorme ¿Y será posible encontrarme en persona alguna vez con la gran poeta que sos? Tengo propuesta de buenos amigos para que eso suceda si tenés tiempito y ganas. Como siempre tu poesia: una maravilla. Ah, sarachu no apareció por aqui ¡como conspira la fortuna para des-encontrarnos! Abrazos

germán arens dijo...

Grato descubrimiento este blog.Tu birome parece una càmara de video.Felicitaciones.